Cambiar Radiadores

Cambiar Radiadores

Cambiar Radiadores acertando siempre con nuestro asesoramiento disponible las 24 horas con nuestro servicio técnico. Selecciona el dispositivo más económico y que más se adapte a tus necesidades.

Muchas personas creen que los radiadores llegan el momento en que fallarán y además afirman que esto ocurre durante el primer año. Esta es una parte fundamental para que funcione y salga correctamente al agua caliente, pero déjame decirte que no se echan a perder en poco tiempo. La realidad es que el mantenimiento de radiadores es algo muy importante y que prácticamente nadie toma en cuenta y es que, si eres de las personas conscientes de este tipo de mantenimiento, te puedo asegurar que un radiador de pared puede tener una vida útil mayor a los 3 años y medio, por lo general 4 años (o puede ser más). Sin embargo, reiteramos que siempre y cuando pueda tener un mantenimiento constante.

Queremos asesorarte y ofrecerte toda la información necesaria para que sepas como limpiar, dar mantenimiento y permitir que tu radiador funcione con la mayor calidad posible. Además, si sigues te informas con nosotros, te darás cuenta de que podrás evitar averías por mucho tiempo.

¿Por qué hacer un mantenimiento de radiadores?

¿Por qué hacer un mantenimiento de radiadores?

El mantenimiento preventivo es muy importante para mantener en funcionamiento óptimo el radiador, así como el equipo en general. Los expertos recomiendan hacerlo cada 3 meses, aunque también puede funcionar haciéndolo por lo menos 2 veces por año. El mantenimiento de un radiador de pared no puede ser con cualquier persona, aunque nosotros tenemos la posibilidad de hacerlo, también existe la posibilidad de contratar a un experto y es necesario que sepa explicarte los pasos que seguirá y buscar referencias del servicio de la empresa o persona que te ofrece su apoyo.

Si hacemos un mantenimiento regular al radiador, este permitirá que el agua siempre salga caliente y sin ningún tipo de problemas. Purgar un radiador es algo que tenemos que hacer al menos cada 3 meses y es que haciendo este tipo de cosas haremos que aumente la vida útil del radiador y que no derive otro tipo de averías dentro del sistema de calefacción/cadera.

  • Ahorro: Aunque no lo creas ESTÁ COMPROBADO que cuando un radiador no cuenta con el mantenimiento necesario, el consumo de energía puede aumentar hasta en un 20% del consumo de nuestra caldera. Esto lo irás notando durante los 3 primeros meses en que nuestro radiador de pared comience a tener averías y requiera de un mantenimiento urgente, por eso lo mejor es siempre dar un mantenimiento constante para evitar un aumento en tus facturas.
  • Mejora del equipo: La caldera o sistema de calefacción ante la falta de mantenimiento preventivo no sólo provocará aumentos en la factura mensual, también provocará una disminución que de inicio no se notará (tanto), pero si esto persiste hará que nuestro equipo no funcione como tendría que haberlo hecho si tuviera un mantenimiento de prevención para radiadores.
  • Prevención: Sí, esto es fundamental y es que sabemos que cada día son más seguros este tipo de productos, sin embargo, esto no quiere decir que estemos expuestos a un problema que pueda dañar la caldera o provocar un serio accidente. Esto principalmente en el mantenimiento de radiadores como una forma preventiva para diferentes aspectos.
  • Reducción de averías: Además de lo que hemos señalado de la vida útil de la caldera o calefacción, quiero decirte que difícilmente tendrás averías si es que das un mantenimiento regular para nuestra caldera.

Consejos para mantener en buen estado nuestro radiador

Consejos para mantener en buen estado nuestro radiador

Bajo las normativas españolas RITE actuales es recomendable que tengas una dimensión específica al momento de utilizar un radiador en nuestro sistema de calefacción o calderas. De esta manera tenemos que regularizarlo de la siguiente manera: temperatura de ida de 70 grados mientras que la temperatura de vuelta sería de 50 grados. Hay que recordar que la tarea fundamental de un radiador es que pueda ofrecer confort, ahorro de energía y la distribución adecuada del calor. Así que siempre tenemos que contar con nuestro radiador listo ante temperaturas bajas o altas.

  • Fugas de calefacción: Se recomienda que tanto en fechas de temperaturas bajas o altas, siempre se revise que no exista ninguna clase de problemas con nuestra caldera. Muchas veces los radiadores ante la falta de un mantenimiento llegan a tener ciertas averías con respecto de las fugas o circuitos de calefacción. El radiador se encuentra rodeado del circuito y si existe algún tipo de fuga, podremos provocar que deje de funcionar. Para identificar que exista alguna fuga puedes escuchar un goteo y para eso lo primero que tendrías que hacer sería verificar las puntas y gomas de nuestro radiador. Si no hay ningún problema no tendrás problema con respecto del consumo que se pueda aumentar.
  • Verificar que tengan agua caliente: Esta es una de las cosas que cualquier persona puede hacer y no requieres de herramienta. Cuando está caliente nuestra caldera calentando puedes poner la mano en la base de la misma y pasarla por diferentes partes para comprobar que está calentando correctamente. Si comenzamos a notar que sólo en la parte superior o en medio es donde se concentra el calor, esto quiere decir que es necesario realizar una purga o verificar que no haya problemas con respecto del encendido de nuestra caldera. Otra forma de comprobarlo es colocando una moneda en la parte superior y si caliente correctamente quiere decir que no hay problema y no hace falta un mantenimiento preventivo en ese aspecto.
  • Revisar temperatura: Siempre es bueno comprobar que la temperatura no ha sobrepasado la temperatura y es que si este problema se suscita puede llegar a causar un problema en nuestros circuitos y radiador en general.
  • No coloques ningún mueble cerca: No es recomendable que se tengan objetos o muebles cerca de nuestro radiador, esto ayudará para evitar que se queme y al mismo tiempo dañemos el mueble que teníamos tan cerca.
  • Revisa las tuberías: Hacer esto al menos una vez por mes, nos ayudará para comprobar que no hay ningún desgaste o fuga. Puedes comprobarlo de manera sencilla y es que cuando una tubería tiene una avería, por lo general es muy sencillo de identificar que hay una avería.
  • Revisar los tapones: Un problema fácil de solucionar y si nos tomamos al menos cinco minutos de nuestro valioso tiempo, nos ahorrará en futuras averías. Verifica que los tapones embonen correctamente y que no tengan ningún tipo de fuga.

Averías comunes de nuestro radiador

Averías comunes de nuestro radiador

Los radiadores en realidad no son complejos y puedes llegar a ofrecer un mantenimiento constante con tus propias manos. Existen diferentes averías de un radiador para que puedas identificar correctamente esta clase de problemas comunes.

  • Oxido: La aparición del óxido suele ocurrir cuando existen fugas y al no percatarnos a tiempo el oxido aparecerá en nuestra caldera. Es vital que prestes mucha atención y trates de darle mantenimiento ya sea por tu cuenta o contratando a un experto para que pueda ayudarte a solucionar el problema.
  • Aire dentro del circuito: Esto ocurre cuando nunca hemos dado una purga a nuestro sistema de calefacción. Si notamos averías o simplemente no enciende como debe ser, entonces quiere decir que la purga es requerida. Se recomienda hacerlo al menos una vez cada dos meses, pero de esto te hablaremos más adelante.
  • No funciona el sistema: Un problema que ocurre cuando el sistema no se encuentra en el estado adecuado y no está generando la suficiente presión de agua.
  • Sin combustible: Si nuestra caldera no tiene el combustible, es lógico que no podrá funcionar en ningún caso. Muchas veces esta es la avería más común, pero poco a poco irás familiarizándote con tu producto.
  • Desgaste: Las calderas que nunca han tenido un mantenimiento presentarán de un momento a otro un desgaste o piquete dentro de nuestro radiador de calor.
  • Ruidos en el circuito: Este problema ocurre cuando no se ha realizado una purga. Para identificarlo cuando notamos que se escucha como si hubiera una bolsa dentro de nuestro radiador (al tenerlo encendido). Cuando este problema ocurre nuestro radiador no podrá calentar como debe y por eso requiere de atención inmediata. (para esto tendrás que tener apagada la caldera)

¿Cómo dar mantenimiento a un radiador?

¿Cómo dar mantenimiento a un radiador?

Siempre existe la posibilidad de contratar a una persona para dar mantenimiento preventivo, pero hay cosas que no tenemos la necesidad de hacerlo y sólo tomándonos un rato para realizarlo con herramienta básica, podremos permitir que la vida útil de los radiadores se alargue y sin tener que gastar mucho dinero por esta clase de mantenimiento.

Filtraciones y goteos: Si ya tienes este problema con tu radiador, tendrás que identificar donde se encuentra el problema y limpiar correctamente (un abrasivo, es una gran alternativa) la zona para que puedas continuar. Las masillas o gomas que secan rápidamente son una solución para pequeñas filtraciones.

El uso del teflón alrededor de nuestra instalación puede ser otra solución para que nuevamente “apriete correctamente” y dejemos este tipo de filtración. Si este problema se mantiene, te recomendamos que acudas con un experto.

Desague o purga: Con mucho cuidado y teniendo apagada nuestra caldera, tendremos que proceder a colocar una cubeta donde caerá el agua y posteriormente a abrir nuestro botón o rosca de purga. Esto también es importante cuando se tiene que cambiar la válvula del radiador y es que una vez que se desagua nuestra instalación nuestro circuito volverá a funcionar con normalidad (en la mayoría de los casos).

Eliminar sedimentos: Un problema común y que requiere de tu atención. Si has notado que tu radiador comienza a llenarse de sarro o requiere de una limpieza, lo mejor será extraerlo para que puedas darle una limpieza con un corrosivo será de gran ayuda para eliminar este problema tan común pero tan complejo al mismo tiempo.

Revisa las conexiones:  Esto es para verificar que no haya una posible avería. Lo primero será comprobar que nuestra instalación se encuentra en buen estado y es que podrás notar que no hay fisuras o cuarteaduras. En caso de que no exista este problema, entonces procedemos a dejarlo unos minutos encendido para determinar que esté funcionando correctamente y no haya averías sobre nuestra conexión principal.

Encendido: Sé que puede parecer algo tonto, pero lo más adecuado es encenderla de forma regular y es que hay personas que lo hacen de manera esporádica, por cuestiones de ahorro u otras razones, pero este puede ser un consejo básico, pero que muy pocas personas te dirán. Sea invierno, verano, primavera u otoño, lo mejor es que trates de tener listo tu radiador de calor para toda ocasión.

Mantenimiento de termostatos para radiadores

Mantenimiento de termostatos para radiadores

Sea un termostato automático o manual, lo más recomendable es que si tienes la posibilidad de adaptar o tener un radiador con este botón, lo aproveches. También es recomendable siempre verificar que está funcionando correctamente y es que, si tu radiador cuenta con este termostato, puedes verificar con sólo moverlo que está generando la temperatura deseada y no tiene ningún tipo de avería.

También verificar que se está apagando y encendiendo correctamente, es otra cosa que muy pocas personas tienen en cuenta, pero que puede determinar si nuestro equipo requiere mantenimiento preventivo e incluso darnos cuenta si hay una posible avería en el termostato.

Estos son consejos generales para el mantenimiento preventivo de radiadores, te aseguramos que si los sigues correctamente, alargarás su duración además de que siempre te ofrecerá la misma calidad que cuando lo adquiriste. Siempre toma las precauciones necesarias en caso de que desees dar un mantenimiento por tu cuenta y si el problema persiste, entonces lo más adecuado es acudir con un experto. Nosotros contamos con el mejor equipo y podemos darte un presupuesto para que siempre aproveches todas las ventajas de tener un radiador en tu vivienda.

 

Post navigation

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies