Cambiar Acumuladores de Calor

Cambiar Acumuladores de Calor

Cambiar Acumuladores de Calor acertando siempre con nuestro asesoramiento disponible las 24 horas con nuestro servicio técnico. Selecciona el dispositivo más económico y que más se adapte a tus necesidades.

La gran mayoría de las personas cometemos el error que, al momento de comprar una calefacción, es sólo llegar a nuestro hogar e instalarla. Sin embargo, es muy importante que nos familiaricemos con el producto y de esta manera tengamos el conocimiento necesario para sacar mayor provecho de nuestra calefacción. Hoy nos toca hablarte del mantenimiento de acumuladores de calor, son pocas las personas que los tienen en cuenta y al mismo tiempo, es algo que, si conocemos a fondo, comenzamos a utilizarlo de forma constante, nos pueden ayudar hasta en el ahorro de energía. ¿No lo sabías?, te invitamos a seguir leyendo esta entrada.

Los acumuladores de calor son de los sistemas que encontramos en la gran mayoría de los hogares, todo a que su instalación es una de las más sencillas y que como tal podemos hacerla nosotros/as mismo/as con sólo leer correctamente nuestro manual de instalación y uso. Así que ahora mismo nos toca hablarte sobre su mantenimiento, pues muchas personas creen que con sólo instalarlo durará muchos años o que jamás sufrirá una avería.

¿Cómo funciona un acumulador de calor?

¿Cómo funciona un acumulador de calor?

Cómo lo dice su nombre, se encarga de acumular una cantidad de calor en específico y posteriormente comienza a liberarla por todo el espacio donde se encuentra.

Tipos de acumuladores de Calor

Antes de comprar, es importante que analices cuál es el más conveniente para ti. Hay dos tipos de acumuladores de calor que son:

Acumulador de calor estático: Son ideales para lugares pequeños y que siempre son habitables. Liberan la energía de forma natural y ofrecen confort constante con la manera en que libera el calor.

Acumulador de calor dinámico: Contienen un ventilador que permite transmitir el calor por diferentes puntos. Una de las ventajas principales de tener un acumulador de este tipo es que nos permite tener un control sobre los puntos donde deseamos que libere calor.

Consejos para los acumuladores de calor

Es recomendable que sigas cada uno de estos consejos para evitar futuros problemas con tu acumulador de calor. Este es un producto accesible y que puedes encontrar en todas partes, sin embargo, cuando haces una inversión lo mejor es que siempre saques provecho de la misma y no tengas problemas con un acumulador (en este caso).

Rejilla de ventilación: Con una brocha o con un paño puedes comenzar la limpieza de esta rejilla para eliminar todo el polvo que en muchas ocasiones se acumula. Es importante recordar que si piensas limpiar o dar mantenimiento a un acumulador de calor, lo tengas desenchufado para evitar toda clase de accidentes. Aunque lo recomendable sería limpiar todos los días nuestra rejilla, también puedes hacerlo de forma semanal, de esta manera permitiremos que siga funcionando de forma óptima.

En lo que concierne a la limpieza interna de la rejilla, es recomendable que tengas un destornillador para que puedas desarmarlo fácilmente. También es recomendable si tienes una aspiradora, puedas usarla para que pueda eliminar el polvo acumulado. En este caso NO PUEDES USAR UN PAÑO HÚMEDO PARA LA LIMPIEZA.

Usar la temperatura recomendada: Entendemos muy bien que haya días muy fríos, pero cuando abusamos de este producto y de la cantidad de calor que puede generar. Lo recomendable es que leas el manual del acumulador de calor y conozcas cuál es la temperatura recomendada. Cuando lo dejamos con una temperatura excesiva además de aumentar el consumo de electricidad y que se vea reflejado en nuestra factura mensual, también podrá llegar a reducir la durabilidad de nuestro acumulador.

Una temperatura entre los 19 a 21 grados, será suficiente para el entorno donde nos encontremos.

No dejarlo horas encendido: Además del consumo de electricidad y que puede provocar un problema a nuestra salud, también puede llegar a causar un problema con el circuito de calor, por lo que es recomendable e incluso considerado como un “mantenimiento” es que no lo dejes por más de una hora continua. Lo mejor es que permitas que el acumulador de calor tenga un “descanso”.

Verificar la conexión: Siempre es importante revisar que la conexión se encuentre en buen estado para que no pases por ninguna clase de inconvenientes y tengas problemas tanto con el equipo, como otro tipo de riesgos al tener una conexión en mal estado.

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de un acumulador de calor?

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de un acumulador de calor?

Siguiendo algunos de los consejos que hemos ofrecido en párrafos anteriores, puede ser totalmente gratuito, en caso de que no tengas tiempo o simplemente prefieras contar con el apoyo de un experto, te comento que su precio puede variar desde los 20 a 50 euros, todo dependiendo del tipo de servicio que requieras.

Este tipo de mantenimiento preventivo de un acumulador de calor, es recomendable hacerlo al menos una vez al año, esto permitirá que siempre se desempeñe adecuadamente nuestro acumulador.

Beneficios de los acumuladores de calor

Cómo hemos dicho es una alternativa muy buena, además de económica. El mantenimiento no es costoso y en la mayoría de los casos puedes hacerlo por tu cuenta. Lo que buscamos es que, con cada una de las ventajas de este tipo de acumuladores, termines por convencerte de que puede ser una gran alternativa en cuanto a calidad y rendimiento.

Fácil de usar: En comparación de otros productos, un acumulador de calor es muy fácil de utilizar y colocar en el lugar donde te encuentres. Por lo general su tamaño permite que lo puedas tener fijo o llevarlo a diferentes zonas de la vivienda, eso sí, recuerda que siempre es recomendable que sea en lugares habitados.

Calienta muy rápido: Apenas lo enciendas empezará a generar calor, después de un par de minutos notarás la diferencia y ese lugar donde te encuentras estará a una temperatura de tu agrado.

Ajustable: No sólo determinarás la cantidad de calor que necesitas, también puedes llegar a ajustarlo para que funcione sólo cuando las tarifas de electricidad son más bajas durante el día. Sí, aunque no lo creas esto se puede hacer muy fácil, pero es necesario señalar que sólo es directamente con los acumuladores de calor dinámicos.

Programación: Puedes colocarlo una cierta cantidad de tiempo para que posteriormente se vuelva a apagar. Una vez que detecte que la temperatura comienza a ser fría, entonces se volverá a encender y mantendrá una temperatura agradable para ti y tu familia. Afortunadamente ahora con este tipo de sistemas ahora hasta reduce los riesgos de un accidente o avería.

¿Por qué dar mantenimiento a los acumuladores de calor?

¿Por qué dar mantenimiento a los acumuladores de calor?

Es importante porque aumentará la durabilidad de nuestro acumulador de calor. Otra cosa para tener en cuenta es que evitaremos averías a corto plazo y se convertirá en un producto que podrá durarnos muchos años. Hay diferentes maneras de dar un mantenimiento preventivo así como otros consejos/tips que pueden ayudar para que no vaya a dañarse nuestro equipo.

Este tipo de acumuladores de calor no requieren ser purgados y esta es una de las grandes ventajas al momento de dar mantenimiento preventivo. Su circuito de circulación no es muy complejo y esto permite que siguiendo tan sólo estos consejos, permitas que siga rindiéndote como si fuera nuevo.

¿Cómo usar correctamente un acumulador de calor?

¿Cómo usar correctamente un acumulador de calor?

Cualquier persona puede aprovechar los beneficios de este acumulador y lo mejor de todo es que si tienes dudas sobre cómo aprovechar mejor este acumulador, ahora lo sabrás y podrás aprovechar al máximo el equipo. Aunque lo más recomendable es utilizarlo después de las 17:00 horas, sabemos que habrá momentos donde se sienta mucho frío o simplemente deseemos que genere calor.

Descarga y carga: Puedes tenerlo en descargar mínima y colocar la carga en punto medio. Esto se recomienda cuando el lugar se encuentra habitado todo el día. En caso de que sea un lugar que se habita solo por las noches, también es recomendable tenerlo apagado.

Subir la carga por las noches: Cuando la vivienda se encuentra habitada y es de noche se recomienda aumentar un poco la carga para que comience a despedir el calor que deseamos. Eso sí, recuerda no aumentar demasiado permite que nuestro acumulador esté en funcionamiento óptimo y de esta manera determines si te hace falta subir más la carga o no.

Baja la rueda de carga: Esto tenemos que centrarlo más por las mañanas. Si notas que la carga es excesiva o simplemente notas un ambiente caluroso, lo mejor es desactivarlo para que comience a regresar a la temperatura ambiente tú vivienda.

Encuentra el confort deseado: Uno de los objetivos principales de estos acumuladores, es que puedan ofrecerte el confort que te hace falta en tu vivienda. Así que una vez que lo empieces a usar, trata de encontrar el punto que te genere el calor que necesitas en ese momento.

Mantenimiento de un acumulador de calor estático

No es muy exigente el tipo de mantenimiento que requiere y es que al momento de hacerlo manual, permite que esto pueda ser rápido y hasta por tu cuenta. También puedes acudir con un experto y lo más probable es que quede en unos minutos funcionando al máximo. Cuando tenemos la posibilidad de controlar sus funciones de manera manual, permite que lo ajustemos correctamente y evitemos toda clase de avería.

Toma en cuenta que el mantenimiento manual de un acumulador de calor estático requiere de hacerlo constantemente, prácticamente cada que lo uses. Aunque son pocas las personas que llegan a hacer esto, así que lo más recomendable sería hacerlo una vez por semana.

Mantenimiento de un acumulador de calor dinámico

Mantenimiento de un acumulador de calor dinámico

En el caso de los acumuladores de calor dinámicos al contar con un termostato interno podemos permitir que de una temperatura deseada y que se mantenga de esa forma si es que no lo modificamos. Sin embargo, es muy importante revisar el funcionamiento de nuestro termostato al menos una vez cada tres meses para verificar que no exista alguna avería y siga manteniendo el calor deseado e indicado con el termostato integrado.

Cuando notas ciertos problemas, lo más recomendable es apagar nuestro acumulador de calor y verificar que no exista algún problema con el termostato. SI no tienes idea de como hacer esto, lo mejor es llevarlo con un experto.

Mantenimiento y uso al botón de descarga

También puede ser una ruda y es necesario señalar que cuando la utilizamos nos permite tener el control del calor que lo libere o no. Siempre es bueno ajustarla correctamente a nuestras necesidades, pero también tienes que saber que es la que permite que genere más o menos calor del que deseas en ese momento.

Averías de un acumulador de calor

Antes de adquirir un acumulador de calor, es necesario que tengas en cuenta que hay averías demasiado comunes con respecto de un acumulador. La mayoría se pueden solucionar rápidamente con los consejos de mantenimiento que dimos anteriormente.

  • Mal olor: Esto es común en los acumuladores de calor que no reciben ningún tipo de limpieza semanal. La humedad, el polvo y otro tipo de bacterias se van acumulado y una vez que este es encendido, comienza a despedir este tipo de olor.
  • Ruidos extraños: Suele ocurrir durante los cambios de voltaje por las noches (principalmente), también cuentan con un sistema que permite que ante un cambio de voltaje generé un cambio para evitar que se pueda dañar nuestro acumulador.
  • Ventilador: Otro causante de los ruidos de un acumulador. En este caso es un tema más delicado y es que es importante percatarnos que se activa el ventilador de forma constante para que nuestro equipo no vaya a descomponerse.
  • No enciende: No todos/as saben que hay ocasiones donde quizá no contamos con la suficiente energía eléctrica para hacer que funcione nuestro acumulador de calor. En caso de que la potencia eléctrica sea normal, entonces es necesario verificar que todo este en orden con la parrilla interna.

Post navigation

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies